Música  

Icon Dom, 18/08/2013 - 16:33
Playing Funky Rhythm Guitar - Chris Hunt

Playing Funky Rhythm Guitar - Chris Hunt

"Playing Funky Rhythm Guitar" es un método que fue publicado por la compañía especializada Cherry Lane en el año 2005, escrito por Chris Hunt, guitarrista neoyorkino que ha trabajado para Average White Band, Mary Wells, Martha Reeves o Joan Osborne, entre otros, además de dedicarse a la docencia musical y a la producción y composición de cuñas publicitarias.

El libro consta de 55 ejemplos escritos en notación rítmica, acompañado cada uno de su correspondiente diagrama de acordes; al venir incluido un Cd de audio con todos ellos, no es necesario saber leer los pentagramas para poder entenderlos, no obstante puede servirnos como material para ejercitar nuestra lectura rítmica. En algunas ocasiones, generalmente cuando los ritmos están basados en patrones de una sola nota, aparece la partitura convencional junto a su correspondiente tablatura.

Además de los 55 patrones hay 8 pistas de audio con acompañamientos de batería y bajo, cada ejercicio incluye al principio el número de pista de acompañamiento que podemos usar para practicar.

Aunque el estilo que se aborda es el funky, muchos de los ejercicios se aplican en otros contextos musicales, como Blues, Soul, Reggae o Rhythm & Blues, lo que nos puede dar ideas frescas a la hora de practicar diferentes estilos.

La división del temario se ha realizado en base a figuras rítmicas, así encontramos un capítulo con ritmos basados en negras en los que aparece el famoso ritmo a contratiempo, otro capítulo con ritmos basados en corcheas — donde la mano derecha tiene que trabajar más para apagar algunas notas—, por supuesto no puede faltar una buena sección de ritmos basados en semicorcheas, ahí es donde reside la mayoría del sonido funk, y otro dedicado a ritmos con tresillos.

En el penúltimo capítulo se nos ofrecen tres ejemplos de líneas rítmicas con notas individuales, y en el último se mezclan todas las técnicas anteriores en diversos ejercicios.

El conjunto nos ofrece una excelente manera de introducirnos en el estilo, así como una buena oportunidad de trabajar el ritmo de nuestra mano derecha y practicar la lectura rítmica.